Buñuelos de calabaza y chocolate


El otoño, entre otras cosas, es temporada de calabazas y buñuelos, ¿y si los juntamos y hacemos unos ricos buñuelos de calabaza? Y para que sean más apetecibles, le añadimos pepitas de chocolate... el resultado es genial, aunque no es la primera vez que combino estos ingredientes, como podéis ver en este bizcocho de mi blog Postres para Todos o en estas sencillas tartaletas. Y es que cuando dos cosas combinan tan bien, las posibilidades aumentan... Pero bueno, no me enrollo más y paso a escribiros la receta:

Ingredientes:
- 500 gramos de calabaza ya limpia y pelada.
- 250 gramos de harina común.
- 3 huevos L.
- 100 gramos azúcar blanco (o al gusto).
- 1/2 sobre de levadura química (aprox. 7,5 - 8 gramos).
- 200 gramos virutas o pepitas de chocolate.
- Azúcar para rebozar.
- Aceite para freír.

Elaboración:
Lo primero que vamos a hacer es "asar" la calabaza en el microondas. Para ello, la cortamos en cubitos y la ponemos en un bol con un dedo de agua y la pondremos hasta que quede blandita (el tiempo dependerá de cada microondas, su potencia, etc, podéis ir probando de 5 en 5 minutos...).
Si no tenemos microondas, la podemos cocer en una olla, aunque tardaremos un poquito más.

Una vez cocida o "asada", le escurrimos el agua y la trituramos con una batidora hasta obtener un puré fino. Lo reservamos y mientras se va enfriando, preparamos el resto de la masa.

En un bol, batimos los huevos con el azúcar y agregamos la harina. No importa que queden grumos porque le podemos pasar la batidora después. Añadimos el puré de calabaza poco a poco (no sea que se nos cuajen los huevos con el calor... Aunque podemos hacer el puré por la mañana y preparar la masa de buñuelos por la tarde), y si es necesario, batimos para eliminar grumos.

Añadimos la levadura y las virutas de chocolate y mezclamos con una espátula. Mientras, ponemos a calentar aceite en una sartén honda. Cuando esté caliente, pero sin que llegue a echar humo, vamos echando cucharadas de masa en el aceite. Les iremos dando vuelta mientras se doran, pero hay que estar atentos porque tardan muy poco en dorarse y si no, podrían quemarse...

Según las sacamos, las ponemos en una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Cuando tengamos hechos todos los buñuelos, los rebozamos en el azúcar (o en azúcar y canela, o azúcar y cacao o chocolate derretido...) y a disfrutar!

Imprimir

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...