Cake pops de limón estilo Mike Wazosky


Cuando tenemos un bizcocho que nos sobra o que no nos ha salido como esperábamos, ¡no hay que tirarlo! Siempre podemos aprovecharlo y hacer unos cake pops... En este caso, tenía un bizcocho de limón que no me había crecido nada en el horno (a pesar de haberlo hecho mil veces siguiendo la misma receta y con excelentes resultados), así que lo hice migas y lo mezclé con mantequilla a temperatura ambiente (no os puedo poner las proporciones, porque en este caso es "a ojo" ya que depende de la sequedad del bizcocho, de la cantidad...), y después lo cubrí con Candy Melts de color verde brillante, y para finalizar, le hice unos ojos con fondant, pero os voy a poner las fotos para que lo veáis mejor...

Primero le damos a las bolas un poco de forma cónica por arriba, para que se asemejen al personaje...

Estos son los Candy Melts que utilicé para la cobertura...

Primero, fundí sólo un poco para mojar la punta de los palitos de piruleta e insertarlos en las bolas, para después refrigerarlas, ya que así, se endurece y las bolas se sostienen sin que se "suiciden"...

Mientras, para hacer los ojos, hacemos tres bolitas con fondant de diferente color y tamaño: una blanca para el blanco de los ojos, otra azul para el iris y otra negra para la pupila y las aplastamos para que queden planas...

Después, pegamos unas encima de otras con pegamento comestible (o simplemente con agua) y un pincel fino. Con otro pincel fino, pintamos el borde del iris con un poco de colorante negro en gel y con otro pincel ponemos una gotita de colorante blanco sobre un lado de la pupila, para darle más realismo...


Ya sólo nos queda fundir el resto de los Candy Melts, sumergir en ello las bolas y sin esperar a que se sequen, pegarles los ojos en el centro. Si quisiéramos también podríamos hacerle la boca, los cuernecitos, e incluso yo los he visto hasta con los brazos y las piernas colgando!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Email this code to my developers