Croissants caseros


La receta que os pongo aquí es la misma que podéis ver en mi otro blog "Postres para todos". Esta es la segunda vez que hago esta receta y la verdad es que me han salido mucho mejor que la primera. Como los triángulos eran más largos, he tenido que enrollar un poco los extremos y parecen una mezcla entre palmeras y croissants...jeje. Esta vez no les he puesto ningún glaseado encima porque la buena pinta ya la tienen...

Ingredientes:
- 500 gr. de harina (mejor si es de fuerza).
- 75 gr. de azúcar.
- 2 huevos.
- 50 gr. mantequilla.
- Aparte, otros 200 gr. de mantequilla.
- 25 gr. levadura.
- Media cucharadita de sal.
- 75 ml. agua.
- 75 ml. leche.

Preparación:
Empezaremos tamizando la harina y formando con ella como dos volcanes. Uno de ellos tendrá 1/4 parte de la harina, y el otro, el resto. Al primer volcán, el de la 1/4 parte, le mezclamos la levadura y el agua tibia, formando una bola que hay que dejar fermentar en una recipiente con agua hasta que se forme una especie de esponja.

Por otro lado, en el volcán grande, añadimos el resto de ingredientes (menos los 200 gr. de mantequilla), los mezclamos bien y lo juntamos con la "esponja" que teníamos en el agua. Hay que amasarlo bien, como unos 10 minutos, para que nos quede una masa elástica, un poco húmeda, que debe además despegarse sola de las manos. Le hacemos dos cortes en cruz (como si fuera un panecillo) y lo dejamos reposar 10 minutos.
 Pasados los 10 minutos, amasamos y estiramos la masa haciendo como una especie de cuadrado y ponemos en el centro los 200 gr. de mantequilla que teníamos reservados (para que sea más fácil trabajar con ella, primero la ablandamos un poco calentándola ligeramente y luego dejándola enfriar). Una vez puesta la mantequilla sobre el cuadrado de masa, lo "cerramos" como si fuera un sobre (como en la foto) y amasamos y estiramos con el rodillo para que la mantequilla se integre bien con la masa.

Croissants-pasos.jpg

Ahora hay que hacer la forma de los croissants, para ello, vamos cortando triángulos de masa, no deben ser equiláteros, sino isósceles, es decir, dos lados más largos y la base más corta, y desde esta base enrollamos la masa sobre sí misma hasta llegar a la punta, entonces los encorvamos para terminar de darle la forma del croissant, apretando los extremos (los "cuernos").
Colocamos todos los croissants en la bandeja del horno y los humedecemos ligeramente con una brocha, y los dejamos reposar hasta que doblen su tamaño. Entonces, los "pintamos" con huevo batido y los metemos en el horno a 225º C unos 10-15 minutos.

Cuando los saquéis del horno, podéis darle brillo con un almíbar si queréis. Espero que os guste!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Imprimir

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...