¿Por qué no me sale el bizcocho?

[imagen de bake-mania.com]

En ocasiones, a pesar de seguir la receta al pie de la letra, nos sucede que el bizcocho se hunde por el centro, o se tuesta demasiado, etc... A veces, estos problemas tienen que ver con el horno, ya que no todas las marcas son iguales, y la temperatura, aunque en todos ponga 180º no calientan de la misma forma, al igual que algunos no tienen la función de aire o no tienen la opción de calor en la parte baja... Por ello, es esencial que encontremos el "punto" a nuestro horno, aunque a veces nos cueste estropear algunos postres... Además de ello, vamos a ver aquí algunos trucos y consejos para intentar que nuestros bizcochos salgan lo más perfectos posible, ¡espero que os sirva de ayuda!

SI SE EL BIZCOCHO SE HUNDE POR EL CENTRO
Es el problema más común y puede ocurrir por varias razones. Una de ellas es que el molde es demasiado pequeño para la cantidad de masa que hemos hecho. Otra razón tiene que ver con la temperatura, unas veces es porque está demasiado baja, y otras porque está demasiado alta. También es posible que suceda si hemos abierto la puerta del horno antes de tiempo (para abrir con seguridad, tendremos que esperar al menos las 3/4 partes del tiempo que indica la receta). Esto también sucede si sacamos el bizcocho antes de tiempo, lo que indica que aún está crudo y por eso la masa se hunde. Otras veces sucede por "culpa" de los ingredientes, hemos puesto demasiada mantequilla, o demasiada azúcar, o insuficiente harina.

SI ESTÁ MUY TOSTADO POR DEBAJO
Puede suceder porque el molde es demasiado grande para la cantidad de ingredientes que hemos puesto, deberemos usar un molde más pequeño, o doblar la cantidad de ingredientes. En otras ocasiones, puede deberse al material con que está hecho el molde, pues los moldes de vidrio o los que no son de acero inoxidable, absorben mucho el calor, impidiendo que éste suba hacia arriba y llegue a toda la masa.

SI EL BIZCOCHO SE ENCOGE
Si el bizcocho nos queda encogido se debe a que la temperatura del horno ha estado demasiado alta durante mucho tiempo.

SI SE ABREN GRIETAS EN LA PARTE SUPERIOR
En este caso también se trata de la temperatura: si está muy alta, o si hemos puesto el molde demasiado cerca de la parte alta del horno, la masa crecerá más por el centro y se agrietará. También puede ser que hayamos puesto demasiada levadura.

SI NOS QUEDA DEMASIADO SECO
Puede suceder porque hayamos echado más harina de la debida o que hayamos mezclado la masa en exceso. Esto podemos arreglarlo emborrachando el bizcocho con algún almíbar.

SI EL BIZCOCHO QUEDA MUY PÁLIDO
Al igual que si queda muy tostado por debajo, se debe a que hemos puesto una cantidad de ingredientes pequeña en un molde demasiado grande. También puede ser que la temperatura del horno fuese demasiado baja.

Y ahora que hemos visto los problemas más comunes que pueden surgirnos con los bizcochos, vamos a ver algunos trucos y consejos:
  • Escoger un molde apropiado para cada receta, y prepararlo de forma adecuada, es decir, engrasándolo y enharinándolo, o forrándolo con papel de hornear, o aplicarle un spray desmoldante (de venta en tiendas de repostería creativa).
  • Es muy importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente, para evitar que la masa pueda cortarse.
  • Los huevos deben ser lo más frescos posible, no importa del color que sean (blancos o morenos), pero sí su tamaño: deben ser medianos (M) o grandes (L), ya que los pequeños, al tener menos agua, no encajan con las proporciones de harina y no permiten que la masa sea esponjosa.
  • Es importante tamizar la harina antes de agregarla a la masa, ya que si echamos la harina directamente, ésta dejará la masa llena de grumos. Una vez incorporada a la masa, deberemos moverla con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.
  • La temperatura del horno debe ser la correcta para cada tipo de masa, por lo que debemos precalentarlo antes de meter el molde en el horno. También debe ser correcto el tiempo que dejemos el bizcocho en el horno, de acuerdo a la receta.
  • Debemos meter la masa en el horno nada más terminar la receta, ya que si la dejamos reposar, la levadura irá fermentando y creará burbujas de aire que después quedarían en el interior y superficie del bizcocho, estropeándolo.
  • Antes de desmoldarlo, dejar enfriar a temperatura ambiente un rato (unos 5-10 minutos), y después, dejar enfriar completamente sobre una rejilla (para que el aire circule también por debajo).
Y con esto, espero haber aclarado algunas de vuestras dudas, pero si os ha pasado cualquier otra cosa no descrita aquí, por favor, no dudéis en contármelo, os ayudaré en todo lo que pueda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Email this code to my developers