Tarta de cerezas


El fin de semana pasado, nuestro vecino nos trajo una cesta llena de cerezas que había recogido del cerezo de su jardín. Están muy buenas, pero como eran mucha cantidad, hay que ir haciendo cosas con ellas para que no se pongan malas... Así que no os extrañéis si de repente veis que pongo un montón de recetas hechas con cerezas... no es que me haya vuelto loca por este fruto, sino que no quiero que se me estropeen sin haber probado distintas recetas con ellas...
Ahora sí, vamos a ver los ingredientes. Como esta receta me la fui inventando sobre la marcha, si no tenéis la mantequilla a temperatura ambiente para mezclarla con el polvo de galleta, podéis fundirla, como hice yo, y queda igual de bien.
 
 
Ingredientes:
- 1 paquete de galletas tipo María.
- 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
- 150 - 200 gramos de cerezas.
- 2 huevos.
- 5 cucharadas de azúcar.
- 2 yogures de frutas del bosque (también sirven de fresa).
- 1 cucharada de maicena y un poco de agua.
- 1 tarrina de queso de untar tipo Philadelphia.
- 1 hoja de gelatina.
- 200 ml. de nata para montar.
 
Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º C y trituramos las galletas hasta hacerlas polvo. Entonces las mezclamos con la mantequilla y las ponemos sobre la base de un molde con perfil bajo, de los de hacer quiches por ejemplo:
 
 
Dejamos la base aparte y nos ponemos a batir los huevos con el azúcar:



Añadimos los dos yogures y continuamos batiendo (todo esto se puede hacer también a mano):


Dejamos la hoja de gelatina hidratarse en agua fría unos minutos. Disolvemos la maicena en el poquito de agua y lo calentamos ligeramente, entonces añadimos la hoja de gelatina para que se disuelva y añadimos este preparado a la masa:


Por último, añadiremos el queso y la nata y batiremos bien hasta que los grumos del queso se hayan deshecho completamente:


Ya sólo nos queda verter esta masa sobre el molde y repartirla bien:


Lavamos las cerezas y les quitamos los rabitos y el hueso y las ponemos repartidas por toda la tarta, y ¡a hornear! Lo tenemos en el horno unos 45 minutos. Cuando la saquemos aún estará un poco cremosa, así que la dejamos enfriar a temperatura ambiente y la metemos después en la nevera (donde deberá conservarse hasta que nos la hayamos comido entera...)

 
Bueno, espero que probéis esta tarta y que os guste mucho mucho mucho, y ya sabéis que podéis variar el sabor simplemente cambiando el yogur y la fruta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Email this code to my developers