Helado de vainilla


Para los amantes de los helados, y más aún, de los helados clásicos, os traigo este de vainilla, el básico, el de toda la vida, para que podáis hacerlo, bien de forma manual, o bien con heladera...

Ingredientes:
- 200 ml. de nata para montar.
- 200 ml. de leche.
- 1 cucharada de esencia de vainilla o una vaina de vainilla.
- 100 gramos de azúcar glass.
- 1 cucharadita de estabilizante para nata (se puede sustituir por dos yemas de huevo).
- 1 cucharada de miel o de leche condensada.

Elaboración:
Empezaremos montando la nata con las varillas eléctricas junto con el estabilizante y el azúcar glass. Si no tenéis estabilizante y lo sustituís por las yemas, éstas debéis mezclarlas con la leche, no con la nata. Montamos la nata hasta que esté bien firme.
Por otro lado, mezclamos el resto de ingredientes, si es necesario, lo calentaremos un poco para que la miel se disuelva.
Ahora iremos vertiendo la mezcla de la leche a la nata de poco en poco, mezclando con una espátula de silicona con cuidado. El resultado debe ser cremoso, aunque un poco líquido.
Lo dejaremos en la nevera hasta que esté bien frío (unas tres horas) y después ya podemos congelarlo. Si lo hacemos con heladera, sólo hay que seguir las instrucciones del fabricante, normalmente con 20-30 minutos estaría listo para meter al congelador (o comérselo directamente...jeje). Si lo hacemos mediante el método manual, lo que haremos será meterlo al congelador en un tupper y removerlo con un tenedor o varillas cada media hora durante las primeras tres horas, para así romper los cristales de hielo que pudieran surgir. Y ahora a ¡disfrutar de un helado fresquito!

Podéis comprar los utensilios utilizados en Amazon:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Email this code to my developers