Cupcakes sangrantes de calabaza y chocolate


Cupcakes sangrantes porque llevan un "cristal" roto hecho con caramelo... Para la receta de la magdalena en sí hemos usado la receta de nuestro otro blog, que es de bizcocho pero vale también para cupcakes, lo único que hay que tenerlo en el horno unos 25-30 minutos (ver receta).
 
Para la cubierta, hemos hecho una ganache de chocolate blanco pero un poco líquida, y la hemos teñido, no con colorantes, sino con Candy melts... pero antes de eso, vamos a hacer los cristales rotos de caramelo:
 
- 200 gramos de azúcar blanco.
- 200 gramos/ml de agua.
 
Lo ponemos todo en un cazo al fuego y sin remover ni nada, lo dejamos que hierva. Tenemos que hacer un caramelo fuerte, si tenemos termómetro de caramelo, lo llevaremos hasta los 145º C, si no lo tenemos, esperaremos a que empiece a coger color, y en ese momento lo retiramos (podéis ver mi post sobre los puntos del caramelo para saber más), y lo ponemos sobre una bandeja o recipiente con un papel de hornear para poder despegarlo después, una vez endurecido, lo golpeamos con algún rodillo o mortero para romperlo y sacar los cristales, que reservaremos para decorar los cupcakes después:
 
 
Ahora haremos nuestra ganache glaseada con lo siguiente:
- 180 gramos de chocolate blanco para fundir.
- 100 gramos de nata para montar.
- Un par de Candy melts rosas.
 
Calentamos la nata hasta que empiece a hervir, entonces añadimos el chocolate en trozos y los dos Candy melts, removemos para que se fundan. Nos tiene que quedar como un glaseado rosa clarito. Lo introducimos en una manga con una boquilla redonda, por ejemplo, la #10 de wilton, y lo dejamos enfriar. Una vez frío, podemos meterlo en la nevera para que coja un poco más de consistencia, aunque seguirá siendo líquido.
Entonces, cubrimos los cupcakes hasta llegar al borde de la cápsula de papel, ya que hemos hecho los cupcakes con masa hasta la mitad de la cápsula, en vez de hasta 2/3 como hacemos normalmente... Ya sólo nos queda poner un poco de sirope de fresa para que simule ser la sangre y los trocitos de cristal de caramelo clavados en los cupcakes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Imprimir

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...